domingo, 10 de junio de 2018

Curruca Carrasqueña

Desde aproximadamente marzo hasta septiembre se puede observar la diminuta, inquieta y escurridiza curruca carrasqueña, Sylvia cantillans, por la zona oriental de Sierra Morena. Nosotros no la hemos visto muchas veces, pero en esta ocasión y en un paseo por la inmensa finca de La Garganta conseguimos "afotarla" degustando un gusano en una frondosa encina. Y es que se posa muy pocas veces en zonas descubiertas y con un buen posado.


Es estival y migrante de nuestra zona y gusta de zonas con arbolado, jarales, enebrales, pinares y zonas de ribera. Al parecer tienen cierta predilección por las madroñas y por esta Sierra Morena castellano manchega de Sierra Madrona hay bastantes.


Se puede confurndir con la rabilarga pero su cola es bastante más corta que esta. Y el macho, este es uno, es mucho más colorido que la hembra y los jóvenes. Como todas las currucas come insectos, frutos silvestres, arañas, larvas y semillas de plantas herbáceas.


miércoles, 2 de mayo de 2018

La Chorerra de Ventillas

La Chorrera de Ventillas es uno de los lugares más escondidos de Sierra Madrona y tan solo habíamos oído hablar en algunas citas a través de la web, no sabíamos como acceder a ella y además a ello se le une el hecho de que tan soo se ve con abundante agua cuando ha habido lluvias  recientes y abundantes. La ocasión en estas fechas la pintaban calva y por ello nos decidimos a intentar la busqueda de dicha chorrera.



El camino rural que une el puerto de Valderepisa con Solana del Pino es el que tenemos que tomar, y una vez que pasemos el cruce que lleva a la aldea de Ventillas deberemos de tomar el primer carril a la derecha, llamado Camino del Atrancadero. A la entrada de ese carril dejaremos el coche y nos ponemos a andurrear.
Ya al poco del camino veremos al fondo una pequeña hendidura sobre la sierra en la que blanquea algo que puede (y efectivamente así es) ser la ansiada chorrera.


A poco de comenzar a andar veremos una primera entrada a los montes propios de Fuencaliente que debemos de ignorar.


Un poco más adeante nos aparece otra entrada que nos indica que estamos en el Monte de Uso Público nº 9 "Umbría de Ventillas". Hay una entrada peatonal junto a la cancela y la cruzamos para tomar el carril que parte hacia arriba.



Llega un momento que el camino gira a la izquierda y luego una curva de unos 180º hacia la derecha, a la mitad de la curva debemos adentrarnos en el pinar en un carril que sale perpendicular y con una fuerte inclinación.


Y cuando decimos fuerte inclinación es verdad verdadera, un estrecho cortafuegos/carril que sube de forma constante hasta que desaparece el pinar.


Deberemos de tomarnos la subida con paciencia y aprovechar las bonitas vistas  que tendremos de la Sierra Sur de Alcuida con el Puerto de Ventillas frente a nosotros.


Un poco antes de llegar al final de ese carril veremos a nuestra izquierda la chorrera allí abajo, y es que la atacaremos por encima de su base.


Cuando finaliza el "desmontado" deberemos de tomar las veredas que podamos intuir a nuestra izquierda y entre jaras, madroños, pedregales y demás impedimentos iremos avanzando con paciencia y tranquilidad.


El cortado que se ve frente a nosostros será la referencia visual que tengamos de donde se encuentra la chorrera.


Y a unos 500 metros de donde abandonamos el camino llegaremos a la zona en cuestión, pero estaremos en la zona alta de la cascada, deberemos de ir bajando hacia nuestra izquierda para llegar a su base y verla en todo su esplendor.




La verdad es que no nos defraudó la imagen de esta bonita chorrera que estaba con gran cantidad de agua, aunque ya hacía unos días que no llovía copiosamente. También es verdad que creemos que es peligroso ir cuando llueve mucho porque el acceso a ella es un poco complicado.


El camino de vuelta lo haremos bien por donde hemos llegado o por algún otro camino/semivereda que intuyamos entre la espesura del matorral, no se si siguiendo el curso del arroyo podríamos llegar al carril de donde veníamos allí abajo. En definitiva será aproximadamente una hora y algo de camino para llegar hasta la base de la chorrera y otro tanto para la vuelta. 


Es una pena que no exista un camino bien señalizado y despejado para acceder a este bello lugar, tan solo con unos 500 metros de desbroce en el último tramo del sendero tendríamos una de las rutas más bonitas de nuestro recién creado Parque Natural Valle de Alcudia-Sierra Madrona.


lunes, 9 de abril de 2018

Papamoscas Cerrojillo. Ocasional Reproductor de Sierra Madrona

Curiosa esta pequeña ave que no es fácil de ver por Sierra Morena y que más bien se observan aves de paso, aunque en alguna ocasión en los robledales de Sierra Madrona se han visto aves reproductoras. Nosotros hemos tenido escasas ocasiones de "fusilarlo" con nuestra cámara y siempre en fechas coincidentes con su paso migratorio, abril- mayo y agosto-septiembre.


Su nombre de papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca) le viene dado por su alimento favorito, las moscas y lo hace sin dejar de moverse entre las ramas. Anida en agujeros y compite por ellos con colirrojos, trepadores, estorninos... Cuando es sorprendido en algún posadero se puede escuchar su melodioso canto.


Aunque al parecer anida ocasionalmente en Sierra Madrona, nosotros cuando lo hemos visto ha sido en las cercanías de ríos como el Montoro o el Yeguas, zonas muy bajas comparadas con la altura que tienen los robledales donde han constatado su presencia como reproductor.




domingo, 8 de abril de 2018

Jara Rizada

El nombre de rizada le viene dado por sus hojas con los márgenes fuertemente ondulados pareciéndose a unos incipientes rizos. Aunque a primera vista lo que nos llama la atención es su intenso color fucsia. Como todas las jaras están muy bien adaptadas a la dureza climatológica del verano por nuestra zona e incluso llegan a desprenderse de hojas para evitar la deshidratación por las altas temperaturas del verano.



Suelen crecer en suelos arenosos y sueltos junto a otras especies de jaras y brezos.


Tiene multitud de nombres comunes entre los que destacan el de ardivieja, arrancasapos, jara crespa, tomillo prieto... Además se utiliza su aceite para la confección de perfúmenes y son muy valoradas por los apicultores para las abejas que producen rica miel.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...